El 10 de octubre de 2019 se celebra el 17º Día Mundial contra la Pena de Muerte. Esta cita tiene como objetivo crear conciencia sobre los derechos de los niños cuyos padres han sido condenados a muerte o ejecutados.